Colección Shabby Chic, Decoración

Shabby Chic – una historia del estilo y la decoración

Es romántico, pero también alegre y delicado. Así es el estilo Shabby Chic, caracterizado por la fuerte presencia del blanco y de los estampados florales. Lograr decorar un ambiente siguiendo estos conceptos es fácil, solo hay que incorporar muebles onda vintage y añadir telas muy femeninas en las cortinas, almohadones, papeles y ropa de cama.

El Shabby Chic es una vuelta a las grandes casas de campo de Inglaterra, por lo que se vale de muebles de estilo clásico, reinterpretados en colores claros. Así, toda la línea de mobiliario Luis XV es una de las que más se usa para ambientar.
El efecto desgastado en muebles y otros elementos decorativos le regala a los interiores una vista interesante. Dicho paso del tiempo es posible simularlo mediante pinturas descascaradas y mobiliarios casuales que parezcan tener historia. Para recrear la mirada nostálgica o darle un toque vintage a los muebles, al pintarlos lo mejor es hacerlo en tonos claros, y luego usar papel de lija, cadena o pequeños martillos para quitar pedazos de pintura.
La paleta de colores pastel y el blanco es la que más caracteriza al estilo Shabby Chic, aportando la esencia romántica de este look. Así, los accesorios deben seguir esta línea y, por ejemplo, los almohadones pueden tener encaje, distintas capas de tonos suaves, motivos florales en trabajos de patch work y más.
Para la iluminación, bien vale atreverse a utilizar efectos pintorescos, como velas de colores pasteles, lámparas adornadas con cristales y caireles, y pantallas ultra suaves, con volados y telas muy femeninas.

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail