Hogar, Infantil, Muebles

Historia de la mecedora

La mecedora, ese objeto que normalmente asociamos a épocas pasadas y que, seguro, te traen a la cabeza a tus abuelos. Sin embargo, la mecedora no tiene edad, porque pocos podemos aguantar la tentación de subirnos a una de ella relajarnos con su balanceo.

La buena mecedora incluye un asiento en el que el centro de gravedad de las personas se alinea con los puntos de contacto, por ello los esfuerzos musculares del cuerpo son mínimos.

¿De dónde viene la mecedora? Pues según un mito americano, fue inventada por Benjamin Franklin. Sin embargo, no existen documentos oficiales que demuestren este hecho.

Por ello, debemos pensar en el año 1.725 para encontrar un origen bien documentado, que nos lleva a Inglaterra, en donde aparecieron las primeras sillas mecedoras como hoy las conocemos.

A mediados del siglo 18 la producción de sillas mecedoras de mimbre alcanzó su auge. Si pensamos en la primera mecedora de madera curvada, tenemos que viajar hasta 1.860, cuando un artesano alemán, Michael Thonet, creó la primera de ellas.

Hoy, la mecedora vuelve a estar de moda, y por ello te recomendamos visites Kamir.es y conozcas nuestras propuestas.

Mecadora Kamir Mecadora

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail